Última Hora
  • NACIONAL: Corte Suprema determinó que hay sobrepoblación e insalubridad en centros del Sename.

  • INTERNACIONAL: ONU criticó a Venezuela por denegar acceso a funcionarios de derechos humanos.

  • DEPORTES: Chilena Amanda Cerna clasificó a la final de los 400 metros en los Paralímpicos.

  • TENDENCIAS:Marillion regresa a Chile con inédita experiencia musical.

CON ÉXITO CONCLUYE TRASLADO DE VALIOSA COLECCIÓN DEL MUSEO DE SAN PEDRO DE ATACAMA

Patrimonio permanecerá en un recinto transitorio de la Universidad Católica del Norte hasta que culmine la construcción del nuevo Museo R.P Gustavo Le Paige.

Con éxito finalizó el traslado a un recinto transitorio de la valiosa colección del Museo Arqueológico R.P. Gustavo Le Paige de la Universidad Católica del Norte, donde permanecerá mientras se ejecuta la construcción de un nuevo y moderno edificio de la entidad en el poblado de San Pedro de Atacama.

Luego de 18 meses de una labor que implicó múltiples desafíos técnicos, las piezas patrimoniales fueron ubicadas a aproximadamente un kilómetro de distancia de las antiguas instalaciones, en un espacio propiedad de la UCN especialmente habilitado para resguardar las cerca de 12 mil cajas que contienen el testimonio y legado de los grupos humanos que habitaron extensas zonas del norte de Chile.

El director del museo e investigador de la UCN, Mg. Manuel Arturo Torres, explicó que el traslado de la colección se llevó a cabo luego de un proceso previo de acondicionamiento, amortiguamiento y embalaje de las piezas que la integran, orientado al cuidado y protección del patrimonio involucrado. Para el cambio de ubicación se estableció una cuidadosa planificación, sustentada en los criterios de conservación adecuados que definieron su manejo, control y distribución en los distintos espacios concebidos.

El contenido de esta colección incluye cerámicas, maderas, textiles, metales, cestería, piezas líticas y material malacológico y etnográfico, entre otros objetos. “El proceso implicó un desafío no menor, dadas las características de esta colección, su naturaleza y estado de conservación, tratándose de piezas únicas que debieron protegerse con soluciones diversas e individuales”, resaltó el especialista.

El Mg. Torres agregó que el transporte incluso consideró un control administrativo de las cajas y su contenido a través de un sistema de software computarizado que incorpora códigos de barra en cada una de las cajas que resguardan las piezas, siendo un elemento facilitador al admitir la rápida captura de los datos de una manera más precisa, cómoda y eficiente.

Esta base de datos dispone, además, de un sistema de búsqueda que provee la ubicación de los contenedores y su contenido, a partir de distintas categorías, facilitando su manejo y uso, no solo dentro del propósito de su traslado, sino también ayudando a su administración durante el periodo que permanezca en las nuevas instalaciones.

En este contexto, resaltó el cuidado y respeto con que tuvo lugar el traslado de los cuerpos momificados que resguarda el museo. Este proceso incluyó en su cierre una ceremonia realizada por miembros de la comunidad en memoria de sus antepasados, a quienes se refieren con cariño como “los abuelos”.

En este sentido, el director destacó el aporte de miembros de las comunidades contratados por la empresa consultora, y de los funcionarios del museo, quienes con su participación en el desarrollo de las distintas etapas contempladas en este proyecto ayudaron significativamente al cumplimiento de los objetivos. Reconoció, además, la preocupación y participación del Consejo de Pueblos Atacameños, quienes en calidad de observadores y a través de una comisión del patrimonio, creada para dar seguimiento a este proyecto, ofrecieron de igual manera su contribución.

Nuevo Museo

Tras el traslado, agregó, continúa el proceso de registro, documentación y catalogación de la colección, incorporando otros campos necesarios dentro de la base de datos implementada, así como otras acciones orientadas a su nivelación, en el propósito de continuar la puesta en valor de este patrimonio.

Se estima que las piezas patrimoniales permanecerán en el recinto transitorio durante unos dos años, plazo esperado para la construcción del nuevo museo.

Las obras de la nueva edificación deberían iniciarse una vez que se otorgue el permiso sectorial que entrega el Consejo de Monumentos Nacionales. El edificio tendrá un costo aproximado de 9 mil millones de pesos, los que serán financiados con recursos del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR).

La nueva infraestructura, que está ad portas de iniciar la fase definitiva de su materialización, supone la construcción de más de 5 mil metros cuadrados.

Las instalaciones, que serán emplazadas en los terrenos que ocupa el actual museo, incluyen un diseño arquitectónico de vanguardia distribuido en tres niveles. En este sentido, considera áreas donde será exhibida la colección permanente, así como espacios para actividades culturales, conferencias y el desarrollo de actividades académicas, entre otros potenciales usos.

About The Author

Related posts