Colegio Médico de Antofagasta advierte sobre crisis ambiental peor a la vivida en Quintero y Puchuncaví

Una fotografía que representa un mapa georreferencial, es el trabajo que realizó el Colegio Médico junto al Centro Oncológico de Antofagasta, donde cada punto corresponde a 371 casos de pacientes que fallecieron ó que presentaron cáncer pulmonar, entre los años 2012 y 2017. La cual fue distribuida de acuerdo a sus domicilios, ayudando a tener una visión de los principales focos de contaminación que afectan a la ciudad de Antofagasta.

En la ocasión, el Dr. Aliro Bolados, presidente del Colegio Médico de Antofagasta, indicó que “lo que tiene que tomarse en consideración, es que la zona norte y especialmente Antofagasta, tiene una condición sanitaria muy grave, vale decir tiene una alta incidencia en el cáncer de pulmón. Tenemos contaminación con metales pesados, que es una de las causas del cáncer pulmonar, además del cigarrillo que tiene también un índice bastante alto en la población”, aseguró.

Según Bolados, estas personas corresponden a la década antes del 70, quienes habrían consumido agua potable con arsénico, realidad pasada que no se aleja a la que hoy viven los antofagastinos. En este sentido, el doctor agregó que “no nos olvidemos que estuvimos consumiendo arsénico en el agua potable durante un tiempo más o menos largo, hoy día no. Pero esa población quedó sensibilizada a desarrollar cáncer de pulmón, por consiguiente población sensibilizada, segundo hoy contaminación por metales pesados, tenemos la explicación científica de porque tenemos alta incidencia de cáncer de pulmón en el país, Latinoamérica y en el mundo”, sentenció.

Como explica el Colegio Médico, a pesar de contar con un moderno centro oncológico, la ciudad presenta muchas falencias tanto de equipos técnicos como médicos especialistas en la materia.

Por otra parte, el consejero regional Ricardo Díaz, quien ha liderado un importante movimiento en contra de la contaminación que afecta a la ciudad, y estuvo presente en el proceso de limpieza que ordeno la Superintendencia de Medio Ambiente al Antofagasta Terminal Internacional (ATI),  ésta sólo sería una medida parche.

Díaz, declaró que “es una limpieza que me parece tiene muy malos protocolos, nosotros estuvimos in situ, no puede ser que estén limpiando con una escoba y una pala, están con una barredora que cuando pasa eleva mucho polvo, están con una aspiradora que pasa por algunos lugares. Medida parche, que para reparar el daño que ha hecho ATI, genera más desconfianza que confianza”, comentó.

Según la entidad de salud, Antofagasta estaría viviendo una crisis ambiental, similar o peor a la que hoy vive Quintero y Puchuncaví.

 

 

 

About The Author

Related posts