agosto 17, 2019

Con cuatro potentes obras la Sinfónica invita a su nuevo concierto

Cuatro obras muy reconocidas por el público podrán disfrutar en un nuevo concierto de la Orquesta Sinfónica de Antofagasta que en esta ocasión se denomina “Influencias Nacionalistas” y que se vivirá el viernes 5 de abril a las 20:30 horas en el Teatro Municipal.

Este segundo concierto de la Temporada 2019 se iniciará con la Obertura “La novia del Zar” de Rimski Kórsakov y también el Concierto para piano No.3 de Beethoven que se interpretará junto al invitado que será el pianista estadounidense de origen ucraniano Roman Rudnytsky.

Justamente el invitado regresa luego de 20 años de su última visita junto a la Sinfónica, teniendo una gran trayectoria que lo ha hecho recorrer más de 50 países en toda su carrera.

El programa también dará espacio para el lucimiento de la OSA, en las manos de su director titular Christian Baeza, con dos obras que constituyen monumentos ejemplares de orquestación: el “Capriccio Italiano” de Tchaikovsky, y el siempre electrizante “Bolero” de Ravel.

Las invitaciones gratuitas serán repartidas desde el miércoles 3 de abril de 8:30 a 13:00 y de 15:30 a 20:00 horas en el mismo recinto.

Un concierto que se enmarca en la Temporada 2019 y es presentada por Escondida / BHP y la CCA, siendo acogida a la Ley de Donaciones Culturales.

Programa

Conozcamos este programa que podrá disfrutar este viernes en el recinto de calle Sucre 433. La Obertura de “La Novia del Zar” del compositor Nikolai Rimsky-Korsakov, es una ópera estrenada en 1899 que refleja fielmente el estilo del compositor, y más aún, su acabada técnica en el arte de la orquestación.

Luego será el turno del del Concierto para Piano No.3 Op.37 Ludwig van Beethoven, considerado el más dramático de los cinco del compositor y que tendrá como eje principal la interpretación del pianista invitado, que sin duda será uno de los puntos altos de la noche.

La segunda parte será dedicada en su comienzo al gran Pyotr Ilich Tchaikovsky con su “Capriccio Italiano”. En música, un “Capriccio” es una pieza sin forma definida ni mayores pretensiones artísticas. El compositor juega con diferentes aires melódicos italianos, inspirados en sus paseos por aquel país, concluyendo con una vivaz tarantela.

Y para cerrar, una de las grandes o quizás la mejor obra de Maurice Ravel y su “Bolero”. Lo prodigioso de esta obra es como Ravel se vale de la misma melodía logrando relucir este tema principal en los distintos sonidos de la orquesta.

Una noche de Sinfónica que no puede dejar pasar.

 

Related posts

WhatsApp chat