octubre 19, 2019

Obras de arte con una visión crítica sobre el “destino” se instalan en el Muelle Histórico de Antofagasta

Hasta el 5 de septiembre estarán en exhibición las obras de los creadores seleccionados de entre 226 propuestas de 32 países de América del Norte y Sur, África Europa y Asia, ganadores de la Convocatoria Internacional de SACO8 Festival de Arte Contemporáneo. Llamado que invitó a artistas de todo el mundo a preparar sus proyectos pensando en el “destino” y en el Muelle Melbourne Clark de la capital minera de Chile.

Dar un salto del “origen”, concepto curatorial del año pasado, a las posibilidades que propone la mirada del artista sobre el futuro, es la apuesta de este año en SACO, certamen que se realiza anualmente en el lugar más seco del planeta, el Desierto de Atacama.

Su Directora, Dagmara Wyskiel, enfatizó que “a pesar del inconformismo y la dureza de las propuestas ganadoras, es su irrevocable belleza la que nos devuelve la esperanza frente al destino. No hay belleza sin sabiduría, y es allí donde encontramos el refugio frente a la amenaza del apocalipsis. Esperamos que estas siete obras puedan iluminar de ideas viarios muelles, senderos y caminos.”

“Invitamos a la comunidad a visitar las diversas obras de los artistas de SACO8 en el Muelle Histórico; intervención que nos hará reflexionar sobre el destino y cómo nos estamos proyectando hacia el futuro. Iniciativa que apoyamos porque permite facilitar el acceso a la cultura y fortalecer el pensamiento crítico de quienes asisten”, comentó la Directora de Comunidades de Escondida | BHP, Alexandra Mundaca.

Son siete trabajos los que se levantan en este espacio patrimonial, que anualmente se convierte en escenario de arte contemporáneo. Obras site specific, hechas exclusivamente para este lugar histórico y público, componen la exhibición más esperada del Festival.

Self Monument / Contrail de Yuga Hatta (Japón), un trabajo escultórico que experimenta con la forma de una estela como soporte de autorretrato , rastros de la figura humana, su identidad en el tiempo y su ansiedad de tomar una forma concreta dentro de un entorno cambiante.

Sinfín de Anna Uścińska de Rojas (Polonia), instalación con apariencia de relave, que diluye uno de los bordes del muelle, para crear un entorno en el cual es posible sumergirse y que refleja la luz, el cielo y el agua, intentando captar la esencia del problema, el destino.

El otro lado del continente de Patricia Teles (Brasil), cartografía de la travesía de la artista por tierra, desde Río de Janeiro hasta su destino: Antofagasta. Por medio de adhesivos vinílicos translúcidos entrega un ”relato de viaje” de 66 horas, desde el Atlántico hacia el Pacífico.

Devenir (en azules) Stephanie Williams (Costa Rica) Trabajo inspirado en las exploraciones del siglo XIX. Instalación con cianómetros, medidores cromáticos para determinar el azul del cielo y el mar, que intentan reinventar geografías y dilucidar el devenir de un nuevo recorrido.

Topografía de un futuro incierto de Guillermo Anselmo Vezzosi (Argentina) una topografía sutil levita sobre el muelle, para marcar la distancia entre el nivel actual del mar y su crecimiento estimado en miles años más, llevando a los espectadores a un viaje conceptual y apocalíptico bajo el océano.

Any Where, Marcos Temoche (Venezuela), una obra que trabaja la sensación de incertidumbre, aludiendo al exilio y a la migración. Tiendas de acampar con los colores de las banderas latinoamericanas colocadas en línea recta, dentro de cada carpa hay un maniquí vestido y con medio cuerpo fuera, asumiendo el destino como un viaje constante.

Círculo Compuesto, Juan Carlos Guerrerosantos (México), este trabajo se compone por sillas de arbitraje, enfrentadas, invitando a subirse e interactuar entre sí y a mirar el horizonte y a los transeúntes desde arriba. Una simulación circular que les permitirá observarse a sí mismos y al otro, viendo cómo los números cambian al igual que nosotros.

Exposición enmarcada dentro del circuito expositivo “museo sin museo” del Festival de Arte Contemporáneo, que emerge como una iniciativa autogestionada desde el 2012 en el norte chileno, una zona carente de museos y con institucionalidad educativa inexistente para las artes de la visualidad y que activa programas anuales expositivos, formativos y de vinculación con el territorio.

Organiza Colectivo SE VENDE, presenta Escondida|BHP, financia el Fondo Nacional del Desarrollo Regional FNDR 2% de Cultura, Línea Especial de Financiamiento, además del Fondo Nacional de Desarrollo Cultural y las Artes (Fondart), línea Festivales, convocatoria 2019; y el Programa Otras Instituciones Colaboradoras, ambos fondos del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

Related posts

WhatsApp chat