octubre 20, 2019

Migrantes en Antofagasta: “El maltrato y la desinformación son pan de cada día”

  • Conchita de la Corte, jefa regional del Servicio Jesuita a Migrantes, explica que una de las principales brechas que enfrentan las personas migrantes es la falta de información y el traspaso de esta a los funcionarios públicos.

En Antofagasta el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) cumple un rol fundamental en la integración de los extranjeros, especialmente en los grupos más vulnerables, como es el caso del trabajo que se desarrolla en el Centro de Alojamiento Transitorio, donde familias pueden residir de forma gratuita.

Teniendo en cuenta estas dificultades, es que Conchita de la Corte, jefa regional de la fundación y migrante española, compartió las preocupaciones del servicio en la ciudad, donde el acceso a la vivienda es una de las principales problemáticas.

¿Cuáles son las principales brechas que enfrenta una persona migrante en Antofagasta?

Son muchísimas. El principal problema es el acceso a la vivienda, los altos precios no son el único inconveniente, pues varios son discriminados por el mero hecho de ser personas extranjeras y padecen numerosos abusos.

El colapso del Departamento de Extranjería es otra dificultad pues impide a las personas regularizar su situación migratoria, acceder a un permiso de trabajo o estampar su visa. A esto se suma la falta de información generalizada que es aún más grave en los funcionarios públicos, el maltrato y la desinformación son pan de cada día.

En temas laborales también se dan numerosos abusos y los empleadores tampoco están actualizados sobre cómo contratar a personas migrantes. Aún creen que es necesario que tengan visa o incluso una definitiva, cuando no es así.

Para que una persona migrante pueda ser contratada, sólo necesita un contrato u oferta laboral con la que solicitar una visa y el permiso de trabajo, esto la habilita para trabajar desde el mismo instante en que lo respalde.

En este sentido, ¿Cómo ven el avance de las políticas públicas en la región?

Desde Antofagasta han salido propuestas importantísimas, como la creación del rut provisorio que permitió a las personas migrantes inscribirse y atenderse en Fonasa.

Sin embargo, algo ocurre en el traspaso de la información a los funcionarios, pues diariamente vemos cómo en distintos centros de salud niegan la atención primaría e incluso la atención en urgencias a niños, porque su situación migratoria no está regularizada. Situación que se extrapola a cualquier servicio público.

¿Qué acciones realiza el SJM para fomentar la integración de las personas migrantes en Antofagasta?

Nuestra misión es construir una sociedad intercultural y eso va estrechamente de la mano de la inclusión de las personas migrantes, por lo que se realizan diferentes programas.

En el área social se asesora en trámites migratorios para generar las redes necesarias en temas de educación o salud, también está el programa laboral donde se promueve su inserción.

Además, tenemos el programa comunitario para ayudar a la convivencia entre residentes migrantes y chilenos en barrios y poblaciones.

¿Y en cuánto al Centro de Alojamiento Transitorio?

Contamos con un centro que permite a las familias con niños residir hasta un máximo de quince días de forma gratuita. También, recientemente, y gracias a la colaboración de otras empresas e instituciones, podemos otorgar canastas de alimentos a las familias más vulnerables.

Como novedad, este año formamos un grupo de jóvenes con el que trabajamos valores a través de talleres lúdico culturales, actividades que se desarrollan en el Centro Comunitario Óscar Romero junto a la Plaza Bicentenario.

¿Qué desafíos enfrentan como parte de la Mesa Intersectorial de Migración y Trabajo?

Uno de los principales desafíos que asumimos es la inserción laboral de las personas migrantes. Afortunadamente, la mesa es muy potente porque es la única instancia de participación en la que se dan cita instituciones públicas, empresas, la academia y la sociedad civil.

Se realizan cursos y capacitaciones para la inserción en el mundo laboral, a través de la obtención de un título o del emprendimiento.

Pronto ejecutaremos una desafiante encuesta, donde conoceremos datos laborales específicamente ligados a la migración en la región. Información que nos permitirá impulsar iniciativas con mayor acierto, proporcionando una fotografía regional.

Un desafío que está en marcha es el seminario sobre el proyecto de Ley de Migraciones, donde vamos a conocer las propuestas del sector público, de las empresas, de los sindicatos y por supuesto del tercer sector, en este caso del SJM.

A esta cita, inédita en el país, están invitados todos los parlamentarios de región para que debatan sus posturas. Sin duda, un espacio de reflexión y aprendizaje para todos los asistentes.

En relación al libro recientemente lanzado “Migración en Chile, evidencia y mitos de una nueva realidad”, ¿Qué temas sensibles esperan desmitificar?

En el libro se aborda la migración vinculada a temas como la educación, la salud, el empleo o la seguridad, donde precisamente por la falta de información hemos ido construyendo numerosos mitos que se han replicado sin pudor desde los medios de comunicación, nuestras instituciones y redes sociales.

Situación que nos ha impedido construir una sociedad justa que no denigre y discrimine a las personas migrantes.

En este libro, vamos a conocer el tremendo aporte fiscal que hacemos las personas migrantes y del que tan poco se habla, profundizando en lo que está en el fondo de toda esta estructura, el racismo.

Related posts

WhatsApp chat